martes 18 de junio de 2024 - Edición Nº2022

Política | 11 dic 2023

Un panorama desolador

Milei asumió la presidencia con un discurso sumamente crudo. 15.000% de inflación, 90% de pobreza y el fantasma de Venezuela. La gente aplaudió el ajuste y el presidente prometió 2que viviremos el último mal trago” antes de un porvenir próspero. ¿Realidad o exageración?


El flamante presidente argentino, Javier Milei, dio su primer discurso en el cargo tras la asunción de este domingo donde pintó un panorama sumamente complicado para el futuro inmediato del país. Ante una buena cantidad de seguidores, sostuvo que “el ajuste es inevitable”, habló de la peor “herencia de la historia”, sostuvo que la inflación real podría llegar al “15.000%” y que los pobres “llegarán al 90% si no damos en la tecla con nuestro plan”.

El discurso, que fue en la explanada del  Congreso de cara a la gente tuvo la particularidad de que cada vez que Milei hablaba de ajuste, reducción de ingresos y pobreza, la gente lo vitoreaba… de no creer.

Como no lo había hecho antes ningún presidente constitucional, Milei prometió un futuro inmediato de sufrimiento para la mayoría de los argentinos y solo auguró una luz de esperanza al final de ese camino inicial de penurias, por culpa de la herencia recibida, que se encargó de subrayar en detalle. Auguró un shock que en la primera etapa traerá recesión y, consecuentemente, más pobreza e indigencia, en un país en el que esos indicadores ya incluyen a alrededor de la mitad de la población. “Prefiero decirles una verdad incómoda antes que una mentira confortable”, fue la frase con la que reforzó el eje discursivo. Sus adherentes lo vivaron.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias