lunes 05 de diciembre de 2022 - Edición Nº1461

Política | 15 nov 2022

Después de los mareos, el presidente busca dólares chinos

Alberto Fernández sufrió un cuadro de gastritis severa tras una descompensación y debió suspender algunas conferencias del G-20. Recuperado parcialmente, se juntó con su par chino Xi Jinping buscando nuevas inversiones.


El presidente argentino Alberto Fernández debió suspender parte de su presentación en el G-20 que se desarrolla en Bali, Indonesia, debido a una “gastroenteritis con sangrado” que lo obligó poner una pausa en su cargada agenda.

Fernández retomó su actividad esta tarde (hora indonesia), luego de haber sufrido un episodio de salud que primero se consignó como un cuadro de hipotensión, pero que, tras varios estudios, se diagnosticó como “una gastritis erosiva con signos de sangrado”. Tras salir del hospital el mandatario se dirigió al hotel Mulia, para reunirse con el líder chino Xi Jinping.

En un nuevo parte médico, la Unidad Médica Presidencia, informó esta tarde en Indonesia que el mandatario “recibió tratamiento, se encuentra en buen estado de salud y reanudará sus actividades con control médico”. Tras descomponerse Fernández fue atendido en el Sanglah General Hospital de Bali, en donde fue acompañado por gran parte de su comitiva y por el ministro de Salud de Indonesia.

Lo primero que trascendió sobre la salud de Fernández fue que sufrió un episodio de hipotensión poco antes de participar en la Cumbre del G-20. Por ese motivo, suspendió a último momento su discurso previsto para el plenario inicial. La noticia fue dada a través de un comunicado firmado por la Unidad Médica Presidencial. Minutos más tarde, fuentes cercanas al Presidente informaron que se encontraba “mejor”. Cuatro horas después de eso llegó la confirmación del diagnóstico final.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias