martes 04 de octubre de 2022 - Edición Nº1399

Política | 5 sep 2022

“Gracias presidente, de nada diputada”, la frase que explica las cosas que nos pasan

El país transita un momento sumamente delicado tras el intento de magnicidio a CFK y, lejos de dar muestras de unidad, el cruce en diputados entre la presidenta Moreua y el diputado Milei explican el por qué de buena parte del problema de los argentinos


Lo que originalmente era una sesión de urgencia para defender la democracia en el país en la Cámara de Diputados viró hacia un espectáculo dantesco que desnudó, una vez más, los graves problemas que tiene la clase política para estar a la altura de las circunstancias por los gravísimos inconvenientes que atraviesa nuestro país.

Tras el apoyo (medido y a cuenta gotas) por parte del PRO en la sesión del sábado último, la discusión sobre lenguaje que tuvieron el diputado neoliberal Javier Milei y la presidenta de la Cámara, Cecilia Moreau, hizo que un encuentro destinado a mostrar fortaleza institucional sea recordado como una discusión de género, leguaje inclusivo y dialéctica nacional.

Todo comenzó cuando Milei le dejo “presidente” a Moreau que lo corrigió pidiéndole que la llame “presidenta”. Tras un breve intercambio, el legislador desarrolló su discurso y cerró llamándola nuevamente “presidente”, a lo que Moreau contestó con un “Gracias diputada”.

La chicana recorrió redes sociales y canales de televisión que se hicieron eco de la situación, perdiendo el eje real del por que de la reunión. Lo que sucedió se circunscribe a una de las tantas muestras que tenemos en el país acerca de la poca empatía que tiene la clase política con los ciudadanos de a pie, que solo reclama respeto y bienestar para mejorar un poco la paupérrima calidad que vida que existe en Argentina.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias